Transporte express solidario

Volvemos a Lesbos: 2º Viaje de un transporte express solidario

Transporte express solidario

Antecedentes…

Todo empezó en febrero de 2017 con una intención. Un deseo real por hacer algo bueno fue el primer paso. A consecuencia de las noticias en referencia a las condiciones de los refugiados en Grecia, por aquel entonces, no nos dejaron indiferentes. Nos pusimos manos a la obra y el deseo y nuestro objetivo lo hicimos realidad partiendo hacia Lesbos para llevar material recaudado para los refugiados en un viaje de transporte express solidario.

Transporte express solidario

Hoy en día

Ahora, un año y medio más tarde seguimos con la intención de ayudar, y así lo hacemos. Hay quien aprende a ser solidario, y hay quien lo lleva en los genes.

Todos sabemos ver el mundo a través de nuestros propios ojos, pero no todo el mundo trata de ver las cosas e imaginarse la vida en los zapatos de otro. Ello se convierte en un desafío. Y para ello, nosotros ofrecemos lo que sabemos hacer, nuestro tiempo y nuestros medios.

 

Ayuda a los refugiados

 

Hace aproximadamente tres años que fue portada en periódicos, televisiones, redes sociales…pero ningún gobierno hacía nada.

Hoy día la situación en la costa griega, concretamente en la Isla de Lesbos sigue siendo traumática. Miles de personas, traumatizadas y frustradas siguen llegando en embarcaciones y permaneciendo ahí en campos alternativos que se han ido montando en los alrededores. Las condiciones son inhumanas y sin saber a dónde podrán ir ni cuál será su futuro.

Un sufrimiento que no cesa.

Lesbos, refugiados

 

Seguimos ayudando, objetivo Lesbos, nos vamos de nuevo

Nos hemos puesto manos a la obra de nuevo. Esta vez nos sumamos al proyecto de Sophie, una persona que debido a que su hija está colaborando con la ONG LIGHTHOUSE RELIEF vio que hacía falta mucho material, empezó a mover una campaña solidaria, llegando a reunir 1.300 kilos de ropa y sobre todo zapatos para llevarlos de nuevo a Lesbos, al campo de refugiados de Skala Sikamineas.

Nosotros nos hemos comprometido con ella con el objetivo de llevar todo el material a Lesbos en ayuda humanitaria. Detrás nuestro está también Marta Forn de Productors Solidaris que se suman a la iniciativa.

 

 

 

El día 19 de julio Luismi Martín, Director de tráfico de Raudovan, esta vez solo, se sube al camión y parte hacia Lesbos para un transporte express solidario, por carretera vía Italia, esquivando Hungría. En Bari coge un barco hacia Atenas, y de Atenas a Lesbos. Dos días y poco más de trayecto hasta llegar a Lesbos, una campaña que consiste en una iniciativa solidaria.

 

 

 

 

Como resultado, una labor humanitaria y una experiencia, por Luismi Martín

Si tuviera que definir con una palabra, no es fácil, pues vienen muchos sentimientos a la cabeza, pero creo que la palabra “agridulce” sería bastante indicada.

El contraste de la belleza de un lugar fascinante y variopinto, un lugar rico en historia, situado en Grecia, cercano a la costa de Turquía (en el Mar Egeo), que actualmente sigue viviendo unas circunstancias y una realidad cargada de miedo, dolor, incluso muerte para muchos, desde hace aproximadamente cuatro años, es algo que no te deja indiferente, pero que a la vez tiene muy poco interés por parte de los gobiernos por auxiliar a los inmigrantes,​ especialmente después de los acuerdos de deportación firmados entre Turquía y la Unión Europea.

Una realidad que muchos no quieren ver. 15 Kilómetros separan la costa de Turquía de Lesbos.

15 Kilómetros de sufrimiento, de incertidumbre, de desespero y huida hacia las puertas más cercanas en territorio Europeo, dejando atrás una casa, una familia, una vida, para enfrentarse a la incertidumbre, al desespero y a la muerte en muchos casos.

 

Ayuda a los refugiados en Lesbos

 

Sin duda, siguen llegando,  lo siguen intentando y no siempre lo consiguen, a veces se quedan por el camino, en otras ocasiones, si les encuentran las autoridades les hacen volver, y si llegan a la costa de Lesbos, las pocas ONG’s que quedan (la mayoría se han ido) intentan ayudarles, pero acto seguido entran en los campos de “refugiados” (por no llamarlos campos de concentración) que están totalmente atomizados.
En estas ocasiones sólo hace falta pensar lo desesperado que hay que estar para dejarlo todo. Solo esperan encontrar delante a quien que sea capaz de entender que todos somos humanos, una misma raza.

Hoy les obligan a realizar este acto de fe, así como no mucho tiempo atrás lo hicieron nuestros familiares, quienes tuvieron que huir de una Guerra Civil.

Por ello, cuando supimos que Sophie estaba recaudando ropa y zapatos para los refugiados, no nos lo pensamos, nos ofrecimos para llevar el material recaudado, haciendo lo que mejor sabemos hacer, el transporte express bien hecho, y esta vez por una buena causa.

Aún con algún contratiempo…

Nos vamos con la sensación de alegría y orgullo de de haber descargado en destino la mercancía, aún habiéndonos encontrado con algún problema como la subida de  los precios de los ferrys  casi un 50% más debido al precio de la gasolina, lo que ha supuesto un desbarajuste en el presupuesto (Si queréis colaborar con el proyecto podéis hacerlo a través de la plataforma de Crowfunding que ha creado Sophie Detry https://www.gofundme.com/help-lesvos-refugees ) y recordando los gritos de emoción de los voluntarios de  Lighthouse Relief, al llegar, pues el almacén estaba prácticamente vacío.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lesbos. Al fondo, Turquía

Gracias Sophy y Aina por la iniciativa y el trabajo.

¡Objetivo cumplido, estamos orgullosos de ayudar a hacerlo realidad!

 

 

Agradecimientos

Sophie y su hija Aina (Colaboradora de Lighthouse Relief)

ONG LIGHTHOUSE RELIEF

Productors Solidaris

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *